Del ‘España va bien’ hasta hoy

carles sans tricicle - el periodico - Del 'España va bien' hasta hoy

Se lee en 1 minuto

La humanidad resistirá, pero es devastador para la salud de quienes creíamos pertenecer a una generación privilegiada sin demasiados sobresaltos

El ser humano tiene una capacidad asombrosa de resistencia ante la adversidad; la historia nos habla de episodios de la humanidad en la que generaciones han sufrido padecimientos inimaginables, y sin embargo, el hombre ha avanzando en su anhelo de supervivencia

Pertenezco a una generación que no ha vivido nunca una guerra en su propio territorio, una generación que ha sido testigo de avances fundamentales para el progreso de la humanidad: he visto cómo llegábamos a la Luna, he visto avances científicos muy importantes y el nacimiento de Internet, un descubrimiento que ha cambiado el rumbo de la civilización y que es el primer eslabón de un futuro inimaginable y asombroso. Soy un niño de los años 60 que ha vivido los últimos coletazos de una dictadura y el esperanzador renacimiento de una democracia arrebatada. He visto cómo España se modernizaba a través de una Barcelona progresista y con afán de ser moderna; y he disfrutado de los gloriosos 90 en los que España “iba bien.” El siglo XXI llegó con un ataque terrorista que cambiaría la perspectiva mundial. A partir del año 2000 cambiaron muchas cosas y junto a las Torres Gemelas se desmoronarían muchas maneras de ver las cosas. Llegó la primera crisis económica en 2008 y a partir de entonces hemos ido encadenando acontecimientos negativos como la crisis económica mundial, que cambiaría el futuro de muchas personas. En España explotó la burbuja inmobiliaria que empalmó con un proceso desestabilizador en Catalunya que nos ha llevado a una crisis política, social y económica que aún pagamos. Luego se cernió sobre los continentes un virus que ha matado a mucha gente y que ha descalabrado el proyecto vital de muchos. Cuando parecía que el virus iba perdiendo terreno explota en plena Europa una guerra jamás imaginada de consecuencias insospechadas. Civiles bombardeados, crisis política mundial y una inflación que puede ser la ruina. Lo más preocupante es que puede empeorar. Una vez más la humanidad resistirá, pero es devastador para la salud de quienes creíamos pertenecer a una generación privilegiada sin demasiados sobresaltos. A ver qué es lo que sigue.

Artículos Recientes