Qué dice la Prensa

CINEMA GAVIA

Sí, logra cautivar a los veteranos, a los nostálgicos y a los habituales; pero también a las nuevas generaciones. Sans tiene la habilidad de sentir de que ese amigo o ese viejo tío que con sus ¨batallitas¨ es capaz de producir la sensación de que se le conoce de toda la vida, cautiva, sabiendo producir risas y provocando que ese monólogo sea pura diversión y evasión.

Consigue que los 90 minutos de duración el mundo de fuera no exista. Eso ya de por sí logra ser meritorio. Junto con imágenes de archivo que amenizan el monólogo, también ayuda a entrar en el espectáculo una música muy divertida que va en consonancia de la atmósfera. Dado que ¡Por Fin Solo! no es un sólo un soliloquio, sino que Sans baila y hasta canta, derrochando una energía de lo más contagiosa.

ABC - Julio Bravo

Por fin solo!’, el magnífico sabor de los gestos
Sans, como ha demostrado a lo largo de los años, tiene un dominio absoluto de la mímica, es un lenguaje en el que nada con absoluta naturalidad

Carles Sans Por Fin Solo Crítica ABC
Carles Sans Tricicle - ¡Por Fin Solo!

LUNAS PASAJERAS

En POR FIN SOLO!, Sans, al que después de años de silencio escénico con Tricicle por fin se le escucha hablar, cuenta  al público de viva voz las más hilarantes y surrealistas anécdotas profesionales y personales, vividas en sus más de 40 años girando por los principales escenarios de todo el mundo.  POR FIN SOLO! revela los secretos de una de las compañías más reconocidas y queridas por el público. Un ágil y divertido espectáculo en el que por vez primera se conjugan el más puro estilo Tricicle y la palabra del actor, la expresividad gestual de Carles Sans y el dominio de la comedia de Corbacho.

EL PERIÓDICO- Marta Cervera

Carles Sans demostró no solo buena dicción sino habilidad en el dominio de los tempos. Sans sabe cuándo conviene acortar o alargar la historia.

Su don para conectar con el público y su experiencia en escena le sirvieron para hilvanar una serie de historias, curiosas a veces, sorprendentes otras, muy divertidas.

A veces no es tanto lo que cuenta sino cómo lo hace.

Carles Sans Tricicle ¡Por Fin Solo!

EL PAIS- Javier Pérez Senz

La clave del éxito es la naturalidad y la gracia infinita en el arte de contar historias.

Su humor tiene muchos matices, y en sus bromas no falta el picante ni el sarcasmo, pero reina ese humor blanco para todos los públicos que practica sin perder la elegancia, con el tono y la intención justa.

El espectáculo promete ser uno de los éxitos de la temporada navideña en el Borràs y tiene mucha vida por delante, tanto en catalán como en castellano, con previsión de giras por toda España.

AGENCIA EFE

Joan Manuel Serrat, Eduardo Mendoza, Carles Puyol, Judit Mascó, José Corbacho, Àlex Corretja, Ona Carbonell y Josep Maria Argimon han sido algunos de los muchos que han asistido a la cita, pero los protagonistas de los minutos previos al inicio de la función han sido el nuevo entrenador del Barça, Xavi Hernández, y su presidente, Joan Laporta, que han sido asediados por los periodistas deportivos.

El público ha reído desde el primer minuto al último, tanto con los gestos de Sans como con sus palabras y, especialmente, con los divertidos cambios de voces, una habilidad que nunca había podido utilizar con Tricicle.

Diari Ara - Soldevila - Carles Sans Per Fi Sol!

ARA- Santiago Fontdevila

El buen ritmo, la buena dosificación de las pequeñas historias y la precisión con el gag convierten a la función en un buen entretenimiento.

ESPECTACULOS BCN- Nicolas Larruy

El espectáculo es una demostración de que Carles Sans tiene un gran sentido del espectáculo, del ritmo, del tempo, de la respiración del público, de cuándo hay que hacer una pausa y cuándo hay que acelerar… Carles Sans domina el escenario y la platea. Y por eso hay que ir a verle.
Espectaculos Barcelona - Larruy - Carles Sans Per Fi Sol!

BCN ESCENES- Ferran Martínez-Aira

Noche triunfal de un valiente Carles Sans en el TEATRE BORRÀS, estrenándose oficialmente como monologuista con PER FI SOL. Genuino y divertidísimo espectáculo que coodirige el camaleónico José Corbacho.

Carles Sans no sólo se lo pasa teta en escena, sino que logra el objetivo que se marca antes de entrar en acción: hacer reir, reir y reir durante 90 minutos plagados de anécdotas vividas en esas cuatro décadas que Tricicle recorrió medio mundo.