Teatro al cien por cien

carles sans tricicle - el periodico - Teatro al cien por cien

Se lee en 2 minutos

Hay mucho por hacer. No será fácil convencer a los aún reticentes que ir al teatro es seguro. Y lo es

Puede que, cuando se publique este artículo, ya sea efectiva la ampliación de aforo del teatro en Catalunya al 70% de ocupación. Después de haber estado paralizados durante varios meses, debido a las programaciones anuladas o pospuestas, reabrieron algunos establecimientos al 50% y ahí han estado por más de un año. Los teatros municipales y los privados han interrumpido las contrataciones y se han visto obligados, en el mejor de los casos, a reprogramar. Las compañías y muchos artistas, en general, hemos sido los damnificados por esta dilatada interrupción; si bien es cierto que la Generalitat, dicho por la Consellera de Cultura Àngels Ponsa, ha sufragado unos 90 millones de euros en ayudas al sector, este deberá seguir luchando en busca de una normalidad que nadie sabe cuándo se retomará del todo.

Ahora, esta nueva ocupación es una buena noticia viniendo de dónde venimos, pero insuficiente según la Associació d’Empreses de Teatre de Catalunya (ADETCA),  porque el sector ha quedado muy tocado.

Hay mucho por hacer. No será fácil convencer a los aún reticentes que ir al teatro es seguro. Y lo es. En cada una de las funciones que he interpretado como actor o he asistido como espectador, los procedimientos empleados han sido impecables. Nadie puede haberse contagiado, porque todo el mundo ha respetado las normas al comienzo, durante y al final de la función.

Ahora, con el buen tiempo llega la temporada de teatro al aire libre, y se debería valorar si en espacios abiertos ya se pueden ocupar el 100% de los aforos. Si se mantiene la mascarilla no hay peligro de contagio en espacios abiertos. Sería una gran noticia para los festivales de verano y representaciones al aire libre, la posibilidad de volver a la antigua normalidad. La incidencia de casos de covid va disminuyendo a medida que la vacunación va avanzando y deberíamos llegar a septiembre con las ocupaciones de los aforos al completo. Hay que conseguir que los buenos resultados de taquilla sean la muestra de que ya no hay nada que temer, más allá de conservar las conductas prudenciales y de sentido común que la situación aconseja. Solo pido valentía a la administración pública, para dar los pasos hacia la anhelada normalidad del sector.