La realpolitik

carles sans tricicle - el periodico - La realpolitik

Se lee en 1 minuto

Enfadados y medio avergonzados, los políticos nos mostraron la crueldad de sus movimientos al servicio de los intereses de cada partido

Realpolitik fue una palabra alemana acuñada por Ludwig von Rochau a mediados del siglo XIX y que definía la manera pragmática que tiene un Estado para beneficio de sus intereses.

Estos días de elecciones municipales se ha exhibido, una vez más, cómo funciona la política y cómo se desenvuelven sus protagonistas para alcanzar la anhelada victoria electoral y, si esta no es posible, cómo obtener un pacto que les permita estar ahí, ya sea cogobernando o estando en la oposición.

Entre tanto, el votante se da cuenta de que su voto tiene una influencia relativa en el resultado final, porque en última instancia hay un nada por aquí, nada por allá y el juego del trilero político nos deja atónitos a todos.

Un buen amigo me decía: «He votado a Collboni para que no pueda gobernar Ada Colau y ahora resulta que puede pasar que esta y los suyos vuelvan a participar del gobierno que no quiero». Otros dirán: «He votado al PP para que no ganen las izquierdas y Sirera hace posible que Collboni consiga la alcaldía». Sé de alguien que votó a Valents, y sus amigos ahora le recriminan el voto inútil. Y ya no digamos lo que es el enfado de los independentistas, que se veían cogobernando los de derechas con los republicanos de izquierdas, y se han visto adelantados por el PP, que les ha dejado rabiando y con las ganas.

El acto del sábado pasado en el Ayuntamiento de Barcelona fue un entierro. Las caras largas de todos los presentes eran un poema. Todos enfadados y medio avergonzados nos mostraban, ante la mirada de unos ciudadanos desconcertados, ofendidos y muy decepcionados, la implacabilidad de la política y la crueldad de sus movimientos al servicio de los intereses de cada partido. Esta es la ‘realpolitik’. 

Les recomiendo la lectura de la última novela de David Trueba titulada ‘Queridos niños’, editada por Anagrama, en la que se muestran las artimañas que se elaboran en campaña para ganar unas elecciones pergeñando mentiras que van dirigidas al pobre votante, también llamado por el protagonista del libro como «sus queridos niños». Lo disfrutarán.

Artículos Recientes