El teatro sigue y sube

Carles Sans - El Periodico - El teatro sigue y sube

Se lee en 1 minuto

Este sábado celebramos Cap Butaca Buida, lo que viene a ser el Dia Nacional del Teatre Català, una iniciativa única en el mundo que pretende convertir a Catalunya en el centro mundial de las artes escénicas

Hoy los teatreros estamos de celebración. Gracias a una iniciativa de ADETCA, ‘Time Out’ y la Corporació de Mitjans Audiovisuals más el apoyo de las tres principales instituciones políticas catalanas, celebramos Cap Butaca Buida, lo que viene a ser el Dia Nacional del Teatre Català, una iniciativa única en el mundo que pretende convertir a Catalunya en el centro mundial de las artes escénicas. Iniciativa excelente, que aspira a ser la gran fiesta del teatro en Catalunya y equipararse con otras fechas tan emblemáticas como por ejemplo Sant Jordi. El hecho es que se cuenta con más de 25.000 butacas que se ponen a la venta para este sábado, 16 de marzo, con el objetivo de ocuparlas todas y destinar el 2 % a un proyecto cultural, que este año es para Payasos Sin Fronteras, organización cuyo principal empeño es llevar risas a la infancia más vulnerable en lugares donde los conflictos bélicos y la pobreza impiden a los niños disfrutar de una vida mínimamente soportable. 

Cap Butaca Buida llega en un momento excelente para el teatro catalán. En 2023 han asistido a las salas 2.845.015 espectadores, lo que ha supuesto para el sector algo más de 86 millones de euros y un récord histórico, por lo que la iniciativa de hoy obedece a la perseverancia y la euforia de un sector que ha pasado por momentos muy difíciles, primero con el 21% del IVA en tiempos de Rajoy y la terrible crisis del covid, en 2020. 

Siempre se ha dicho que el teatro está en crisis. El cine, la televisión y el deporte, especialmente el fútbol, emitidos a la misma hora que los espectáculos de teatro, han supuesto siempre una fuerte competencia para un género que no ha tenido muchas veces el modo de defenderse frente a nuevos formatos como los que proporciona internet, un sistema de comunicación contra el que es imposible competir por la magnitud de oferta inmediata de que dispone. A pesar de todo ello, el teatro con cifras que han ido oscilando, sigue en pie. Ahora, Cap Butaca Buida llega para animar a muchas personas a entrar a una sala para ver teatro, danza o circo. Ojalá algunas lo hagan por primera vez, quién sabe, y pierdan así el respeto que algunos todavía tienen a entrar a un teatro.  

Desde aquí felicito a los responsables y colaboradores de la iniciativa y deseo que esta sea la primera de muchísimas ediciones y que Cap Butaca Buida se convierta en una cita anual de exaltación del teatro, ya sea en catalán o en castellano, y así podamos mantener o aumentar las buenas cifras de la temporada 2023. ¡Larga vida al teatro!